Reseña sobre “50 juegos sonoros para el Autismo”.

El presente libro contiene ejercicios para trabajar con niños y personas con Autismo, individualmente y en grupos reducidos.

Cada actividad se presenta a través del sistema de anticipación visual usando los pictogramas de Arasaac y una descripción acompañada de la imagen descriptiva del juego y los objetivos que se están reforzando.

Entre los objetivos se han privilegiado los sensoriales y se da una pequeña información sobre estos en la introducción. Además, el prólogo de Anabel Cornago enriquece el texto con información sobre la importancia del movimiento en este colectivo.

No son necesarios conocimientos musicales para realizar las actividades y muchas no requieren el uso de instrumentos musicales y otras usan material reciclado, pero todas han sido creadas para ser utilizadas por profesionales de la educación, de la salud y familias con personas con Trastorno del Espectro Autista.

 

Para mi, el sentido del aprendizaje es absolutamente armonioso y respetuoso.

 

Así que este texto nace con el objetivo también de transmitir esta armonía a la intervención con los niños y para esto se utilizan herramientas de diferentes disciplinas, de las cuales tengo formación académica.

Encontraremos por ejemplo ejercicios para equilibrar a nivel propioceptivo y táctil a través de presiones del Shiatsu o de nociones de percusión corporal. Además utilizaremos el elemento agua para conectar con las emociones y la fluidez.

Usaremos el movimiento corporal de forma sistemática para trabajar diferentes niveles de motricidad y regular el sistema vestibular.

Aprenderemos nociones sobre el ritmo y la melodía, y como usar estos para aprender nociones curriculares como los números, los colores, las dimensiones espaciales, los animales, etc.
Haremos música con el cuerpo, con instrumentos de pequeña percusión, con la voz y con otros elementos.
Usaremos utensilios de casa y material reciclado para realizar las actividades propuestas, y así, abaratar los costes de los instrumentos.”

 “…encontraremos maneras de compartir a través de los ejercicios, la importancia del estar juntos, unidos, diferentes, disfrutando del maravillo arte de aprender jugando.‘‘


Sabina Esposito,  Musicoterapeuta y Terapeuta Corporal especializada en Autismo, Parálisis Cerebral y trabajo preventivo.

Creadora del proyecto solidario:  Yo También toco, cuyo objetivo es ofrecer musicoterapia a niños con afectaciones neurológicas graves a través de becas de terapia.

Nos presenta su nuevo libro: “50 Juegos Sonoros para el Autismo“.

 

 

 

 

 

www.musicoterapianeuromotriz.com