Proyecto MERAKI: “Anécdotas que se vuelven historias”

 

 

Uno de los grandes regalos de este viaje están siendo las personas maravillosas que al poco de conocerlas se convierten en una amistad de por vida. A lo largo del recorrido han sido muchísimas las familias que nos han abierto las puertas de sus casas y de sus corazones, dando todo sin esperar nada a cambio. Eso nos hace sentirnos muy afortunados porque estamos recibiendo siempre infinitamente más de lo que damos.

 

Por marzo del año pasado, una serendipia del camino nos condujo a hacer noche en Caleta Olivia ( Patagonia Argentina ), cuando nuestro planteamiento inicial era conducir directos hasta San Julián, donde nos esperaba Marisol Godoy ( inspectora de educación de la zona, maestra jardinera, emprendedora y con una larga trayectoria educativa) para realizar nuestra actividad en los colegios del pueblo.

Llevábamos varias semanas con inquietud noche y día, al faltarnos en nuestra biblioteca cuentos inclusivos, por si conocíamos en alguna escuela chicos con deficiencia visual.

La vida hizo que Daniel Alzugaray , esposo de Marisol (hombre creativo, multifacético y también muy emprendedor) quisiera donarnos varios títulos de su Librería para nuestro proyecto, siendo uno de ellos INCLUSIVO:

“Serafina”. Gerbera Ediciones Infantiles

Nuestro querido amigo había acallado, sin saberlo, la preocupación que tanto nos rondaba en la cabeza.

 

Y lo más maravilloso de esta anécdota fue que, al día siguiente, en una de las escuelitas de San Julián, junto a su maestra y compañeros, estaba esperando la lectora que recibiría a Serafina.

 

Es inexplicable la tremenda emoción sentida durante esa hermosa jornada. Lo que tanto habíamos deseado se estaba dando ante nuestros propios ojos, pedimos al universo y el universo proveyó.

¡Qué felicidad más grande!

 

Esta anécdota se ha convertido en una de las grandes historias que conforman la impresionante aventura que estamos viviendo en familia, pues ha tenido un colofón espectacular.

 

 

Lery, además de profesora de matemáticas en secundaria, se ha especializado en transcripción al braille de todo tipo de libros ( a raíz de tener en su clase a un alumno invidente (¡ eso es vocación !), y se ofreció a transcribirnos varios ejemplares de nuestro cuento “¿Soñamos?”

Qué increíble ¿verdad?

Así que ya contamos con otro título inclusivo. Imaginad la enorme ilusión que supone para nosotros. Además nos ha enseñado gustosa y pacientemente, regalándonos unas divertidas clases particulares.

 

¡Cuánto estamos aprendiendo!

¡cuán agradecidos nos sentimos!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *