Ortografía con rima.

LA LETRA SIN SANGRE ENTRA: ORTOGRAFÍA CON RIMA

“La escuela debe enseñar sin que los alumnos acaben odiando lo que aprenden”.

El aprendizaje de la lengua escrita es uno de los grandes objetivos perseguidos por el Sistema Educativo. Sabemos que es un proceso largo, en el que participan multitud de agentes y que comienza ya, desde las edades más tempranas. Y es aquí cuando muchos, tanto familias como docentes, prometen no agobiar a los niños en esta construcción, pero este propósito se desvanece rápidamente tras el avance sucesivo por las  etapas de enseñanza. Comienzan las prisas, primero por desear que empiecen  a leer cuanto antes y, cuando ya leen, por el ansia de que lo hagan con buena entonación y que escriban utilizando buena letra junto a  una correcta ortografía. Estos objetivos no son en absoluto fáciles de conseguir. Como docentes orientamos a las familias y les recomendamos ser modelos para sus hijos, teniendo entre sus manos preciosos libros con los que los pequeños les  vean  disfrutar; también les indicamos que deben proporcionar  acceso a distintos tipos de textos, visitar bibliotecas, compartir lecturas juntos, ojear las  novedades presentadas en  ferias o en  librerías, etc…

 

¿Y en el colegio? ,¿deberíamos hacer  lo mismo?. Leer para disfrutar y compartir.

 

 Con respecto a la escritura sucede lo mismo. Escribir cartas, inventar cuentos, redactar anécdotas o noticias del fin de semana, son oportunidades necesarias pero insuficientes para mejorar la escritura y evitar la  gran cantidad de faltas de ortografía.

 

¿Qué hacemos entonces ante este problema?, ¿cómo podemos hacer para que  nuestros alumnos aprendan sin acabar odiando lo que hacen?, ¿se trata de repetir mil veces las palabras erróneas o hay alguna otra opción en la actualidad?.

 

Esta experiencia de aula, fundamentada en metodologías activas como el aprendizaje basado en problemas, surge de esta necesidad.

Se lleva a cabo con un grupo de 25 niños de 8 años (los Limpiamundos S.A), en el C.E.I.P Isidro Parga Pondal de Santa Cruz, una localidad próxima a la cuidad de A Coruña.

Tras realizar un trabajo previo con  rimas y  poesías, en clase se  elabora una lista con casi 50 palabras  que ofrecen dificultades de escritura para los pequeños.

A continuación se les propone la participación en el  reto :

 

“¿Quién se anima a pensar una rima con la palabra que no escribe bien?”.

 

Tímidamente la caja de “Retos” se va llenando. No  resultaba fácil encontrar rimas que nos ayudasen a recordar la escritura correcta de nuestras palabras. Y cuando  llegó el día de apertura de la cajita, tras una gran expectación…no tardaron en surgir, en clase de lengua, risas e incluso carcajadas. “Aprender con  humor ” se convirtió en una estrategia para solucionar la escritura errónea de aquellas palabras “difíciles”. Añadimos posteriormente imágenes que estuvieran relacionadas para recordarlas mejor. Cada día, antes de la redacción de textos escritos, las leíamos juntos.

 

El alumnado, en la actualidad, recuerda las rimas y redujo significativamente las faltas.

Compartir esta experiencia  a través de nuestro libro “Ortografía con Rima” puede ayudar a  que otros niños y niñas  aprendan la ortografía disfrutando. El libro, escrito en letra mayúscula y con frases cortas, es recomendable tanto para los primeros lectores (Educación Infantil y primer ciclo Primaria) como para los más mayores( más de 8 años) que tienen problemas con las faltas en sus trabajos.

 

                                                                                                     HACE…

 

                                                                                   CON H… QUÉ, SI NO, ¡SUENA A DISPARATE!

 

 

                                                                                                   BOMBILLA

                                                                LA LL SE FUNDIÓ MIENTRAS HACÍA LA TORTILLA.

 

Los  beneficios de esta primera edición se entregarán a la ONG Ecodesarrollo Gaia, colaboradora con los Limpiamundos S.A durante el primer trimestre escolar, en otro gran proyecto conjunto. La participación del alumnado en la elaboración de este libro solidario contribuyó al desarrollo de cuatro de las grandes competencias marcadas en nuestro currículo de Primaria: la comunicación lingüística, aprender a aprender, el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor y la competencia social y cívica.


  • https://www.facebook.com/alicia.tojeirorios.5
  • http://aliciatojeirorios.blogspot.com
  • 5beipargapondal@gmail.com

 

 

Alicia Tojeiro Ríos, maestra de Educación Infantil y Primaria

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *