La dislexia: guía de detección y actuación en el aula.

 

 

La competencia lectora es una habilidad imprescindible y básica para la vida de las personas que necesitamos a diario. Basta mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que estamos rodeados de textos: carteles de direcciones en la calle o en la carretera, letreros de comercios, etiquetas de la ropa, envases de comida, instrucciones de uso de cualquier producto, etc.

Por este motivo, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte debe garantizar que todo el alumnado sin excepción alcance las competencias comunicativas clave que le permitan desenvolverse en su vida y en su etapa adulta.

En este sentido, es esencial que el alumnado de nuestras aulas desarrolle, como parte de la competencia lectora, un adecuado nivel de lectura comprensiva. Solo así, además de aprender contenidos curriculares, podrá comprender los horarios del cine, los tablones de anuncios de la ludoteca, disfrutar de un cómic, comunicarse en las redes sociales, disfrutar de una novela, o sencillamente, sentir el placer por la lectura en sí misma.

En este objetivo, en nuestros centros educativos nos encontramos con alumnos y alumnas que presentan dificultades para leer y que, por tanto, también tienen problemas de comprensión lectora. Asimismo, detectamos alumnos y alumnas que, aún sabiendo leer, se enfrentan a serios obstáculos para aprender leyendo y esto provoca efectos a nivel
curricular, social y, en su autoestima.

 

Departamento de Educación, Cultura y Deporte  de la Comunidad de Aragón.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *