Entrevistamos a Raúl Miranda López

Captura

 

 

Raúl Miranda López es profesor de Tecnología, Programación y Robótica, tutor de 2º ESO, jefe del departamento de Tecnología, subdirector de Secundaria y miembro del comité Innovación Educativa en el Colegio Bilingüe Concertado Alborada de Alcalá de Henares (Madrid).

 

 

 

 

¿Si tuvieras que elegir un momento de tu vida profesional, con cuál te quedarías?

Sin ninguna duda, al salir de la entrevista de trabajo en la que me contrataron para ser profesor. Nada más terminar, llamé a mi mujer para decirle: “Ya soy profe” y lloré como un niño pequeño de alegría. Fue un camino duro y lleno de sacrificios hasta llegar a esa entrevista, pero  sabía que me quería dedicar a esto y nunca dejé de luchar para cumplir este sueño.

“Trabaja en lo que te apasiona y ni un sólo día tendrás que trabajar” (Confucio).

¿Qué es para ti la innovación educativa?

Para mí es la esencia de la educación, no concibo modelos mecanicistas ni rígidos anclados en procesos rancios y apolillados. La educación es dinámica porque trabajamos con personas, de ahí nace el concepto de la educación personalizada. Ninguna clase es igual a la anterior, ningún grupo de alumnos es igual a otro, ningún año es igual al próximo, ni siquiera nosotros somos los mismos después de cada clase, entonces ¿cómo podemos pretender siempre hacer lo mismo?

Si queremos cambiar el mundo con la educación, hay que cuestionarse todos los procesos educativos y, si procede, buscar otros acordes a la situación que nos rodea. El error más grande en docencia, es no hacer nada y mantenerse como espectador.

¿Utilizas metodologías innovadoras en el aula?

Sí, siempre que puedo, me gusta estar al día en las últimas tendencias pedagógicas y, si estas verdaderamente ayudan en el proceso de aprendizaje, ponerlas en práctica con mis alumnos, que a su vez lo disfrutan y agradecen el esfuerzo. Si ven que su profesor se motiva y se esfuerza en su trabajo, se contagian automáticamente. No educas con lo que haces o les dices, educas con lo que eres.

Por esta razón siempre estoy abierto a nuevas metodologías o modelos pedagógicos, conozco y trabajo con muchas, pero no creo que ninguna sea la definitiva. Creo que la clave del éxito en su implementación es aplicar la que corresponde según los grupos, edades, materia y ambiente del aula-grupo. No existen recetas milagrosas, solo el incentivo de mejorar cada día.

Últimamente estoy investigando y trabajando bastante con FlippedClassroom, los resultados son muy buenos y hasta me he convertido en un YouTuber profesional. (Flippeando en Tecno).

1

¿Qué te ha llevado a apostar por el cambio educativo?

Precisamente el querer aplicar procesos tradicionales y ver que pocas veces funcionan. Con el autoritarismo, castigos y golpes de poder solo consigues dominar la situación momentáneamente, que no digo que a veces no haya que hacerlo, pero el efecto es efímero y se diluye con facilidad. Lo que realmente llena es educar de corazón a corazón. Los chicos necesitan sentir la cercanía de un profesor que se preocupa por ellos y se implica con ellos.

Creo que esta es la esencia del cambio educativo que tanto necesitamos, las nuevas metodologías o las tecnologías son solo el vehículo que nos llevarán a ello. Nuestros niños y adolescentes no necesitan cambios en las leyes de educativas, ni tampoco que sean un arma política arrojadiza, necesitan que toda la sociedad se implique en la educación, y en esto, los profesores y maestros innovadores tenemos mucho donde trabajar todavía.

2

Elige una palabra, tu centro: ¿favorecedor o limitador?

Muy favorecedor (Lo siento, no podía solo una XD)

¿Qué mejorarías de nuestro sistema educativo?

Daría más libertad a los centros educativos para que apliquen proyectos propios, liberando así unos cuantos puntos del corsé. Si respetamos la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos, veríamos los proyectos educativos que prefieren las familias. No se trata de la libre competencia, sino del enriquecimiento, a nivel red de centros, de las iniciativas educativas que realmente funcionan.

También favorecería la salida del sistema educativo de aquellas personas que no están aquí por vocación. Y todos conocemos el caso del docente quemado, el docente cómodo, el docente que va a hacer política y el que va solo por cumplir. Nuestro objetivo es cambiar el mundo, no queremos nada menos ambicioso y necesitamos gente que viva esta idea.

Si estuviera en tu mano cambiar algo en la educación actual, ¿qué cambiarías?

Cambiaría la mentalidad de la sociedad para favorecer este cambio educativo. Nos estamos jugando mucho y no parece que vaya con nosotros la cosa. La responsabilidad educativa de nuestros hijos siempre es de otros: colegio, profesores, abuelos, etc. Tenemos que generar conciencia de lo importante que es tener una educación de calidad, pero desde todos los ámbitos sociales, no solo en centros educativos.

Creo que el foco debemos ponerlo primero en las familias y luego en los hijos. Hay que favorecer más la creación y participación de las escuelas de padres en los colegios. Y desde los entornos profesionales velar por los más pequeños: respetar los horarios televisivos, adecuar los contenidos a los que tienen acceso, publicidad agresiva u ofensiva, multiculturalidad, etc.

Si nos pudiéramos parar unos instantes y analizar los contenidos a los que sometemos a nuestros hijos quedaríamos escandalizados, les estamos robando la niñez y la inocencia. Cuando les dejamos solos frente a la TV, con el móvil o la tablet es porque realmente no somos conscientes de este proceso des-educativo y esto, se trabaja desde casa.

 ¿Has participado en algún proyecto que quieras destacar?

El curso pasado fue intenso y cargado de nuevas iniciativas, se implantó por primera vez en la Comunidad de Madrid la asignatura de Tecnología, Programación y Robótica con muy buen criterio. Es sorprendente ver como chicos de 14 años programan aplicaciones y resuelven problemas informáticos como lo hacíamos nosotros en la universidad.

Uno de los grandes proyectos fue la participación en el Concurso de cohetes de agua de la NASA. Dejo aquí la noticia y el vídeo del evento, ¡nos lo pasamos en grande y además arrasamos!

http://www.colegioalborada.es/2016/05/v-concurso-de-cohetes-de-agua/

https://youtu.be/IsLYYKdBX_A

¿Qué características debe tener un líder educativo?

Debe ser emprendedor, creativo, motivador, imaginativo, entusiasta, trabajador, empático, incansable, magnánimo y resiliente. Casi nada… Todo lo que cualquier empresa puede desear para sus empleados.

Más que un líder personal, creo que lo más efectivo es un liderazgo compartido donde cada docente asume un rol, tiene una responsabilidad y todos tienen los objetivos comunes de mejorar cada día,educar personas y ayudar a sacar el colegio adelante.

Si tuvieras que crear un “club educativo” ¿a quién invitarías?

Lo tengo claro, a mis compañeros de claustro, en especial aquellos comprometidos con la innovación educativa: Menchu Garralón, Álvaro Onrubia, Juanma Javaloyes, Joseca Barba y al director, que en tantas locuras me ha apoyado, Javier Doncel.

Si tengo que elegir de fuera del colegio, sería una difícil selección, pero me voy a mojar con cinco fueras de serie del panorama nacional:

Pero la persona más importante, antes que nadie, a la que invitaría es a mi mujer. La mejor pedagoga y educadora que conozco, es mi fuente de inspiración y espejo en el que mirarme. Sin ella, este sueño sería imposible. Muchas gracias, cariño, te quiero.

Blog:https://trasteandotics.blogspot.com

Redes sociales:

– Twitter: @raulmirandal

– LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/raulmirandalopez

– YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCeZJC8vDzR42MpkybrluJdA

– Instagram: raulmirandalopez

– Facebook: www.facebook.com/raul.m.lopez.73

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *