Entrevista a Pedro Antonio Martínez Ortiz. PREMIOS EDUCA ABANCA 18.

Pedro Antonio Martínez Ortiz: ganador en los

“PREMIOS EDUCA 2018”

Educación Secundaria.

 

1. Antes de estar nominado, primero debes ser propuesto por las personas que te rodean y confían en tu trabajo, ¿cuál crees que han sido las razones que han llevado al alumnado, a compañeros/as y a las familias a presentar tu candidatura a los premio Educa?

Pues no lo sé a ciencia cierta. La verdad es que he meditado bastante en ello desde que supe que estaba nominado, pero por mucho que pienso no sabría decir exactamente qué es lo que ha llevado al alumnado y/o familias a proponerme. Supongo que tendrá algo que ver con la pasión y trasparencia con las que intento trasmitir las matemáticas. Al empezar una clase olvido todo lo que pueda acontecer en mi vida, sonrío e intento mostrar lo mejor de mí como docente y matemático, pero sobretodo como persona.

Supongo que el movimiento “Emocionar con Matemáticas” que promuevo ha jugado también un importante papel en mi nominación. Este proyecto es un compromiso por cambiar la visión negativa de las matemáticas en la sociedad y reducir en la medida de lo posible esa ansiedad matemática que mucha gente ha padecido en su recorrido académico. “Emocionar con Matemáticas” nació de la necesidad de cambio. Mi compañera MªCarmen Asensio y yo ideamos un proyecto muy completo que considera la dimensión emocional en el aprendizaje de las matemáticas. En mis clases utilizo un abanico muy amplio de metodologías y herramientas con la intención de hacer llegar a mi alumnado la pasión que siento por las matemáticas. La mateplástica, el cómic, el juego, las nuevas tecnologías, las tertulias dialógicas, el aprendizaje-servicio y las dinámicas cooperativas son los pilares básicos de mis clases.

 

  • La mateplástica consiste en aprender matemáticas tocándolas. Planteo actividades en clase donde hay que manipular diferentes materiales para facilitar la compresión de conceptos. ¿Por qué aprender la descomposición factorial de números naturales de forma aséptica y memorizando reglas si podemos hacerlo a través de la construcción de estructuras con policubos? ¿Por qué iniciarse en el concepto de función de forma completamente abstracta si podemos facilitar su aprendizaje mediante gomas elásticas y geoplanos? Tocar las matemáticas y conocerlas de cerca me ayuda a que mis alumnos y alumnas se relacionen con esta disciplina de una forma muy diferente.
  • El cómic es también una herramienta que me ayuda a trasmitir las matemáticas de otra manera. Mi afición por dibujar manga me ha hecho crear un cómic (Mathland) donde unos personajes muy especiales acompañan a mi alumnado en su aprendizaje. Esto se complementa con actividades grupales y cooperativas que hacen las clases más dinámicas y activas.
  • El juego es también parte fundamental en mis clases. Cartas, juegos de rol y App’s me ayudan a trabajar parte del temario de la asignatura. Las App’s no son las únicas TICS que utilizo. También recurro a tablets, PCs y móviles ya que también hago uso de la denominada Flipped Classroom o clase invertida. Preparo y grabo vídeos donde explico el contenido teórico para que mi alumnado los visione y tome apuntes en casa para así después aprovechar el tiempo en clase para resolver dudas y trabajar activamente el contenido.

Una actividad que gusta mucho son las tertulias dialógicas que realizamos semanalmente. Consiste en realizar una lectura en casa sobre textos o libros relacionados con las matemáticas y después, en clase, comentar e intercambiar las ideas que estas lecturas nos inspiran. El hecho de que a estas tertulias invitemos a antiguos maestros y maestras de su infancia les hace disfrutar más de su aprendizaje matemático y competencial.

Las tertulias no es el único punto que nos permite tener conexión con los centros de primaria. También llevó a cabo una actividad de Aprendizaje Servicio donde visitamos los centros de primaria para que parte de mi alumnado de 1 de ESO ayuden a los más pequeños a aprender matemáticas de la misma manera que lo hacen ellos ahora.

Así pues, me gustaría pensar que la nominación que he recibido de algún alumno/a o de sus familiares está relacionada con esta forma de enfocar mis clases de matemáticas, pero la verdad es que sólo ellos saben exactamente el motivo. En cualquier caso, desde aquí les agradezco enormemente que pensaran en mí.

 

Gracias de corazón.

 

2. Uno de los criterios que influyó en la decisión final del jurado fue la realización de actividades innovadoras en tu aula, ¿qué es para ti la innovación educativa?

Para mi innovar es algo muy complejo de definir. No sólo se trata de hacer algo completamente inédito en el aula para facilitar el aprendizaje. También consiste en dar un enfoque a las clases alejado del tradicionalismo. Innovar es sumergir el aprendizaje en el entorno actual de la sociedad, en los tiempos que vivimos. Innovar pasa por disponer de un abanico de metodologías muy amplio para poder dar a tu alumnado lo mejor de ti mismo como docente. Innovar es salir de tu zona de confort, proyectarte más allá de lo que habitualmente haces y no tener miedo a aprender de nuevas experiencias.

 

Innovar es poner parte de tu esencia en actividades preparadas “por” y “para” tu clase.

 

3. Es cierto que cada vez hay más recursos tecnológicos en el ámbito educativo, y sin embargo los resultados académicos no son del todo  buenos, ¿por qué crees que esto sigue sucediendo?

Los mejorables resultados académicos (así como el abandono escolar y el absentismo) no es el resultado o consecuencia de un único factor desencadenante. La mejora de todos estos puntos señalados parte de un compromiso por parte de muchas personas y un cambio en el sistema educativo. No obstante, creo que el principal motivo reside en la desconexión que existe entre el mundo en el que vive el alumnado fuera de la escuela y la escuela. La sociedad ha cambiado mucho en poco tiempo, y lo hará todavía más rápido en los próximos años. Sin embargo, la escuela no cambia a la misma velocidad, todo lo contrario. Su estructura y funcionamiento sigue mostrando “coleteos” de la escuela del siglo XIX y de eso ya han pasado dos siglos.

 

El sistema educativo debe adaptarse a nuestros tiempos. Los temarios de muchas materias (como matemáticas) son bastante anticuados y piden a gritos una renovación (existen nuevos campos de un interés notable que se pasan por alto y deberían incluirse en el currículo).

 

Además, la superpoblación en las aulas no hace más que desfavorecer el aprendizaje. La reducción de la ratio es algo extremadamente fundamental para la mejora de los resultados académicos y esto es algo que al parecer sólo perciben aquellas personas que directamente pisan el aula y se enfrentan día a día a una clase. Profesorado y alumnado. Es muy difícil, por no decir imposible, dar de forma particular lo que una persona necesita para aprender en un entorno con 30 realidades diferentes, 30 necesidades particulares, 30 formas distintas de aprender.

 

Gran parte del fracaso está en considerar al alumnado como si se tratara de una producción en cadena de aprendizajes estándares y que además debe pasar unos test de calidad (o exámenes), cual fábrica de producción del siglo XIX.

 

4. ¿Cómo sería en tu opinión, el maestro ideal y el contexto educativo innovador ideal?

En mi opinión un maestro o maestra ideal sería aquel o aquella que enseña con el corazón. Aquel docente que pone su esencia en cada una de sus sesiones. Un docente que no se conforma con lo que sabe y es consciente de todo lo que le queda por aprender y está en continua formación. Un docente que no considera (consciente o inconscientemente) a su alumnado como un producto estándar de la sociedad. Un docente que sabe de la importancia de conectar la inteligencia emocional y cognitiva para generar aprendizaje.

Mi contexto educativo innovador ideal es bastante utópico, pero no dejo de soñarlo y aportar mi granito de arena para conseguirlo.  Este contexto estaría representado por centros donde la inclusión, el respeto y la igualdad es una realidad. Un contexto educativo donde no existen etiquetas ni segregación. Un entorno educativo donde participan alumnos, alumnas, padres, madres, familiares y docentes. Un contexto que navega en una clara dirección, donde los aspectos emocionales sean tan importantes como los cognitivos. Un contexto formado por centros con espacios cálidos donde realmente el proceso de enseñanza-aprendizaje pueda fluir con facilidad. Centros con aulas no masificadas y donde haya más de un docente por clase. Un contexto donde el diálogo y la interacción sea el motor de las sesiones. Donde se trabaja en equipo y se respetan los ritmos de maduración de cada estudiante (sin obligarles a crecer a todos al mismo tiempo y de la misma manera). Un contexto educativo donde el error no se percibe como algo negativo sino como una oportunidad para aprender, superarse y ayudar. Un entorno donde el timbre que marca el inicio y final de una clase no exista.

El aprendizaje no acaba al salir de un aula:

“aprender es un proceso que forma parte de toda nuestra vida,

en todo momento y lugar”

 

5. Dedicas tu vida a ‘escuchar a los niños o adolescentes’, ¿cuáles son las cosas más interesantes que has aprendido de ellos?

 

Pues de mi alumnado aprendo muchas cosas diariamente. No hay día que no salga de clase pensando en aquello que me han hecho comprender. Pero si hay algo clave que he aprendido es precisamente a escuchar. Y no me refiero a poner el oído y filtrar lo que dicen. He aprendido a empatizar, a entender su realidad y comprender que primero debo potenciar y considerar su inteligencia emocional para poder tocar de alguna forma su inteligencia cognitiva.

 

 

6. Vamos a situarnos en la alfombra roja, como en los Óscar de Hollywood, ¿a quién dedicarías el premio y por qué?

El premio se lo dedico a todas aquellas personas que por azar o destino he tenido la oportunidad de conocer en mi vida. A todas aquellas personas de las que he podido aprender algo (tanto en un sentido positivo como negativo). Porque gracias a todas estas personas soy quien soy y veo el mundo como lo veo. Porque gracias a estas personas concibo la educación con corazón, esfuerzo y pasión. Gracias a todas esas personas entre las que están mis familiares, mis amigas y amigos, mi pareja, mis profesoras y profesores y como no, todos y cada uno de mis alumnos y alumnas, de los que aprendo día a día y por quienes mi trabajo es mi pasión. Infinitas gracias a todas y todos.

 

 

 

 

  • Web: www.maths4everything.com
  • Instagram: @maths4everything
  • Twitter:  @maths4everthink
  • Facebook:  Pedro Martínez Ortiz
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *