Entrevista a Ibán de la Horra Villacé. PREMIOS EDUCA ABANCA 18.

Ibán de la Horra Villacé: galardonado en los

“PREMIOS EDUCA 2018”

Educación Secundaria.

 

1. Antes de estar nominado, primero debes ser propuesto por las personas que te rodean y confían en tu trabajo, ¿cuál crees que han sido las razones que han llevado al alumnado, a compañeros/as y a las familias a presentar tu candidatura a los premio Educa?

En mi caso han sido los alumnos los que han realizado esta nominación. Después de 16 años como docente, nunca dejan de sorprenderme y esta nominación es un claro ejemplo de ello. Sentir que algo bueno estás haciendo en el aula, hace que recibas una píldora de motivación de larga duración. Creo pensar que los alumnos ven el compromiso con las materias que imparto y la alta implicación que ello conlleva. Los alumnos también aprecian que valoras su trabajo, su tiempo empleado y reconociendo el gran valor que posee.

2. Uno de los criterios que influyó en la decisión final del jurado fue la realización de actividades innovadoras en tu aula, ¿qué es para ti la innovación educativa?

Creo que el concepto de innovación es mucho más profundo que el simple flirteo con herramientas innovadoras o una variación de la metodología. Creo que la innovación debe no solo darse de forma individual en el aula, porque sería una batalla ganada, pero una guerra perdida. El proceso de innovación debe ir desde las altas instituciones hasta las aulas. Es por ello que a lo largo de ese proceso, toda la comunidad educativa tiene que ser abierta a estos cambios.

Creo que además que la innovación educativa pasa por una formación docente de calidad, que le permita adaptar metodologías activas alejadas de las clases magistrales. Que pueda apoyarse en herramientas tecnológicas como si fueran un gran aliado. Que no se utilicen las TIC como “chupetes digitales” con los alumnos, sino que los alumnos sean usuarios de ellas. Y sobre todo, que debemos ir a un modelo en el que el alumno sea prosumidor activo en su proceso de aprendizaje. El docente es el guía de ese aprendizaje y que no rehúye el mutuo aprendizaje.

3. Es cierto que cada vez hay más recursos tecnológicos en el ámbito educativo, y sin embargo los resultados académicos no son del todo  buenos, ¿por qué crees que esto sigue sucediendo?

Tal y como comentaba en la pregunta anterior, bajo mi punto de vista, el problema está en la formación activa y de calidad del profesorado. La herramienta en si no sirve de nada, carece de didáctica propia y a menudo se intentan adaptar los contenidos a recursos tecnológicos. Esto es un error. Es el recurso el que se debe adaptar si o si a los contenidos y por tanto dar soluciones a problemas de aula. Por otro lado, es verdad que no todos los recursos existentes se pueden utilizar en las aulas. Existen muchos centros que cuentan con muy pocas pizarras digitales o tienen graves deficiencias con la conectividad. En esos casos, introducir elementos como tablets u ordenadores en las aulas, recursos de realidad virtual, robótica o impresión 3D, es una tarea faraónica.

Esperemos que esto cambie y se doten a los centros y profesores de recursos y herramientas que les permitan desarrollar una enseñanza acorde al siglo en el que nos encontramos.

4. ¿Cómo sería en tu opinión, el maestro ideal y el contexto educativo innovador ideal?

Cada profesor tiene sus propias estrategias que funcionan correctamente en su aula. Catalogar como debe ser un maestro ideal, sería encorsetar las grandes aportaciones de miles de docentes. Hay una frase que siempre repito y que en mi caso define lo que es para mi ser docente:

 

“Todo docente parte de los mismos principios y posee los mismos objetivos, por y para el alumno”.

 

Creo que aquel docente que esté de acuerdo con esa frase, es para mi el docente ideal. En el contexto educativo, hablaríamos no solo del centro, sino de las familias. Todos deben buscar los mismos objetivos, que los alumnos salgan lo mejor preparados con los mejores valores posibles. Si se consigue eso, entonces hablaríamos de innovación en letras mayúsculas.

5. Dedicas tu vida a ‘escuchar a los niños o adolescentes’, ¿cuáles son las cosas más interesantes que has aprendido de ellos?

Tal y como dice la pregunta, lo más importante para mi es haber aprendido a escucharles y entenderles. Su punto de vista, el cual hemos tenido todos no hace mucho, a menudo tiene su razón aunque pensemos que es equivocada. Debemos hacerles entender y afrontar esas situaciones en las que no están de acuerdo. También tiene su forma peculiar muchos de ellos de pedir ayuda. Si les escuchamos, podremos verlo. Ahora poseen diferentes inquietudes y necesidades, es importante que nos adaptemos, lo comprendamos y actuemos para que adquieran grandes valores humanos.

6. Vamos a situarnos en la alfombra roja, como en los Óscar de Hollywood, ¿a quién dedicarías el premio y por qué?

En primer lugar se lo dedico a mi familia, mi mujer y mis dos hijas que son las que de forma altruista me ceden su tiempo para que pueda desarrollar mi profesión y dar lo mejor que está de mi mano en mi clases. Y por supuesto a mis alumnos, que gracias a su nominación estoy aquí.

Estoy verdaderamente agradecido por recibir este “Goya”, y espero que gracias a estos premios la profesión de docente esté cada vez más valorada.

 

 

 

 


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *