Entrevista a Alicia Tojeiro Ríos. PREMIOS EDUCA ABANCA 18.

Alicia Tojeiro Ríos: galardonada en los

“PREMIOS EDUCA 2018”

Educación Primaria.

 

1. Antes de estar nominado, primero debes ser propuesto por las personas que te rodean y confían en tu trabajo, ¿cuál crees que han sido las razones que han llevado al alumnado, a compañeros/as y a las familias a presentar tu candidatura a los premio Educa?

Quizás ésta sea para mí la pregunta más difícil de contestar. Buscando la respuesta en cómo me enfrento al día a día tres son las razones que encuentro: La primera, la ilusión con la que cruzo cada mañana la puerta de clase; la segunda, el esfuerzo que hago para mejorar aquello que no funciona y por último, pero sin duda la más importante, la humanidad.

 

Sentir, escuchar, acompañar, retar, escuchar, abrazar y amar.

 

En el aula soy transparente, no me muestro como una superheroína y esto lo saben mis alumnos. Entrar y comenzar la mañana es un reto, una maravillosa aventura por superar.

2. Uno de los criterios que influyó en la decisión final del jurado fue la realización de actividades innovadoras en tu aula, ¿qué es para ti la innovación educativa?

Para mí la innovación es conseguir que los alumnos/as vayan a la escuela felices. Hacer que las aulas se conviertan en lugares donde aprender sea mágico, asombroso, divertido y cálido. Lugares en los que te apetezca estar y trabajar.

Innovar es transmitir que aprender es divertido y que por eso nunca debemos dejar de aprender.

Innovar es cuando dejas de protestar ante las muchas situaciones complejas que se nos presentan a diario y propones buscar soluciones efectivas y lo consigues.

Innovar necesita un docente soñador, idealista, mágico y creativo.

Innovar requiere ser inconformistas, sentir la necesidad del cambio, creer que se puede.

Innovar es permitir que hasta los contenidos más mecánicos y aburridos se conviertan en un juego.

Innovar es un reto y esto es lo que hace la enseñanza una profesión apasionante.

 

3. Es cierto que cada vez hay más recursos tecnológicos en el ámbito educativo, y sin embargo los resultados académicos no son del todo  buenos, ¿por qué crees que esto sigue sucediendo?

Los recursos tecnológicos están ofreciendo a la escuela grandes beneficios como permitir que la atención a la diversidad sea más efectiva, que las familias puedan colaborar desde sus casas y que los contenidos traspasen las barreras y los horarios del colegio.

Nadie puede dudar de la necesidad de incorporar la tecnología al aula. Es una herramienta extraordinaria para luchar contra dos grandes dificultades de nuestro alumnado actual: la falta de motivación y de atención. Pero la tecnología, no es un fin en si misma, sino un medio, un recurso.

La tecnología sigue necesitando a un maestro que piense, que articule todos los recursos disponibles a su alcance de la mejor manera para que sus alumnos/as aprendan.

La tecnología no sirve si no es dentro de una metodología en la que el maestro se mantenga en segundo plano y sea el alumno/a el que produzca, diseñe, decida y cree; sin un espacio en el que tengan cabida las emociones y los valores; donde reflexionemos, nos emocionemos, nos esforcemos, persistamos ante las dificultades y caminemos de la mano de las familias.

No se puede separar el cerebro del corazón. La sintonía entre ambos será lo que nos garantizará los buenos resultados.

4. ¿Cómo sería en tu opinión, el maestro ideal y el contexto educativo innovador ideal?

  • Mi contexto educativo ideal sería aquel en el que los alumnos no estuvieran agrupados por edades, en el que las familias pudieran participar directamente en la realidad de aula, en donde no existieran horarios fijos, …lugares en los que se pudiese: experimentar, manipular, hablar, cantar, observar. Espacios amplios y abiertos.
  • El maestro ideal sería el que respeta, siente y conecta con los alumnos, el que refuerza y estimula las capacidades de cada alumno al tiempo que le acompaña en sus dificultades.
  • Los maestros deberían ser personas con una mente mágica, creativa y con un gran corazón, esto último imprescindible.

 

5. Dedicas tu vida a ‘escuchar a los niños o adolescentes’, ¿cuáles son las cosas más interesantes que has aprendido de ellos?

Mis alumnos me han enseñado a ser mejor persona y por tanto, mejor maestra.

A afrontar el día a día con “mirada de niño” hace que me reencuentre con la curiosidad, la inocencia, la fantasía, la comunicación y el amor.

Ellos me han enseñado a no perder de vista la meta: la felicidad.

A creer que todo es posible si lo intentas y a replantearme cuál es mi verdadero papel en la escuela.

A comprender que soñar es una gran faceta del ser humano y la que hace posibles los cambios.

Y a descubrir que no quiero crecer si ello supone perder: la creatividad, la alegría y el amor por los demás.

6. Vamos a situarnos en la alfombra roja, como en los Óscar de Hollywood, ¿a quién dedicarías el premio y por qué?

Esta entrevista comenzó con la pregunta más difícil pero acaba para mí, con la más fácil . No me he cansado de decir, desde el primer día que recibí la noticia de la nominación de los Premios al  Mejor Docente de España, gracias. Estoy eternamente agradecida a todas las familias que me han apoyado a lo largo de estos años y que han hecho posible este sueño. A mi madre por escucharme siempre, a mi marido por entender las horas dedicadas y a los creadores y promotores de estos premios porque permiten que se hable de Educación y  se hagan visibles todos los maestros que luchamos por un mundo mejor.

 

          ¡GRACIAS CON EL CORAZÓN!

 


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *