Entrevista a Adrián Tejeda Cano. PREMIOS EDUCA ABANCA 18.

 

Adrián Tejeda Cano: galardonado

en los “PREMIOS EDUCA 2018”

Formación Profesional.

 

1. Antes de estar nominado, primero debes ser propuesto por las personas que te rodean y confían en tu trabajo, ¿cuál crees que han sido las razones que han llevado al alumnado, a compañeros/as y a las familias a presentar tu candidatura a los premio Educa?

Probablemente mi visión de la profesión, puesto que, para mi, el rol de profesor va mucho más allá de un mero transmisor de conocimientos. Realmente, entiendo que el docente es más un acompañante del alumno en su  proceso de Enseñanza-Aprendizaje que otra cosa, y eso le hace tener un grado de compromiso muy elevado tanto en lo profesional como en lo humano. Precisamente, esto último es lo que nos queda en la retina con el paso de los años, y yo tengo una serie de experiencias muy gratificantes en cuanto al reconocimiento que los propios alumnos me han ido transmitido durante el tiempo que llevo dedicándome a la docencia, siendo esta nominación el culmen de todas ellas.

2. Uno de los criterios que influyó en la decisión final del jurado fue la realización de actividades innovadoras en tu aula, ¿qué es para ti la innovación educativa?

En la rama en la que yo me muevo (Formación Profesional) este aspecto quizás que lo tengamos muy interiorizado puesto que enseñar y aprender una profesión técnica y científica, te obliga a estar siempre a la última en todos las cuestiones innovadores que tienen que ver con el ámbito profesional al que se tendrá que enfrentar el alumno.

Realmente, se trata de un condicionante que en cierta manera arrastra al profesor para que en el aula se tenga que trabajar con el mismo paradigma de desempeño.

Obviamente un proceso Enseñanza-Aprendizaje basado en el empleo de TICs es imprescindible, además de un enfoque en base a proyectos, una metodología muy  reconocida actualmente pero que en Formación Profesional se viene utilizando desde siempre, al menos si tenemos en cuenta su filosofía.

También es imprescindible crear en la práctica (la esencia de la Formación Profesional) unas condiciones simuladas muy próximas al entorno laboral, y además, en su diseño, tener muy presente la visión de los centros de trabajo, quienes son los que verdaderamente han de dibujar el escenario del aula a pesar de que a veces el marco curricular sea un lastre en este sentido.

3. Es cierto que cada vez hay más recursos tecnológicos en el ámbito educativo, y sin embargo los resultados académicos no son del todo  buenos, ¿por qué crees que esto sigue sucediendo?

 

Las administraciones invierten cantidades ingentes de dinero para dotarnos  de herramientas de las que de su existencia, a veces conocemos una pequeña parte. En ocasiones,  ni eso.

 

En mi modesta opinión, probablemente sería más interesante intentar sacarle partido a menos recursos pero invertir más tiempo, dinero y esfuerzo en fomentar su uso, algo que solamente ocurre en ocasiones por voluntariedad del profesor y no por una cuestión sistemática. Parece como si los estamentos que gestionan la educación,  tuvieran como objetivo el desarrollo del recurso en sí y no el de fomentar la creación de las habilidades necesarias para su uso tanto entre el profesorado como entre el alumnado.

No obstante, creo que el fracaso del sistema (hay que hablar con esta rotundidad) no es por la existencia o no de tales recursos tecnológicos. Las causas son más profundas y atañen a muchos aspectos diversos como la pérdida constante de valores entre el alumnado y el profesorado (la cultura del esfuerzo, el respeto entre individuos, etc)  o la cada vez menor exigencia que se plantea para adquirir  los contenidos a trabajar en el aula.  Igualmente, vuelvo a insistir en las limitaciones que nos genera el escenario curricular.

4. ¿Cómo sería en tu opinión, el maestro ideal y el contexto educativo innovador ideal?

 

En mi caso reivindico la figura del maestro clásico de la antigüedad.

 

Creo que para ser un buen docente, es esencial tanto tener conocimientos profundos del campo en el que se enseña y aprende, como en otras ramas del saber, además de ser un buen transmisor de esos conocimientos. Estos requisitos no se aprenden sólo forjándose un perfil de experto en la rama de turno, algo que es imprescindible por otro lado: el maestro debe ir mucho más allá, y eso inevitablemente le hace transgredir fronteras de conocimiento para fomentar así el cultivo intelectual tanto en el campo de las ciencias, la tecnología pero también  en las humanidades.

 

5. Dedicas tu vida a ‘escuchar a los niños o adolescentes’, ¿cuáles son las cosas más interesantes que has aprendido de ellos?

Quizás que en mi caso, no esté tan familiarizado con este tipo de alumnado puesto que en Formación Profesional, el perfil de estudiante ya roza la adultez sino disfruta ya de esa condición.

No obstante, tengo experiencias con alumnos de esas franja de edad, y he de decir que para mi, es todo un reto poder ejercer tu profesión entre ellos. Hay que tener en cuenta que el desarrollo evolutivo del adolescente desde un punto de vista psicológico, es un hándicap añadido con el que el profesor debe de bregar día a día, lo cuál hace que se planteen situaciones complicadas de gestionar en el aula.

Esto se convierte en una bomba de relojería en ciertos casos en donde los factores de índole personal  todavía ponen las cosas más difíciles: a veces los rechazos y los malos comportamientos tienen un origen profundo cuyas raíces se imbrican en un ambiente vital complicado; tal información que en principio está oculta,  solamente se revela en las sesiones de evaluación del equipo docente de turno, las cuáles han sido para mi una fuente constante de aprendizaje, sobre todo de cara  a  entender que un mal comportamiento puede estar motivado por una causa externa al alumno, y que la labor del maestro puede ser de gran utilidad para ayudarle a dirigir sus designios por una buena senda.

 

6. Vamos a situarnos en la alfombra roja, como en los Óscar de Hollywood, ¿a quién dedicarías el premio y por qué?

 

Si por premio entendemos la propia nominación, tal y como así yo lo veo, se la dedicaría a todos y cada uno de los alumnos que con esta bonita iniciativa me han regalado su reconocimiento. Para mi dicha circunstancia no tiene precio. Obviamente también haría lo propio con  la gente que me quiere y que me sigue apoyando día a día para que mantenga intacta una ilusión por esta noble, complicada pero a la vez gratificante  profesión.

 

 


  • Web: https://www.adriantejeda.es
  • Blog: https://www.blogsanitario.adriantejeda.es
  • Twitter:  @AdrianTejedcano
  • Facebook:  https://www.facebook.com/adrian.tejedacano

 

Publicaciones:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *