EMAT de tekman respeta el ritmo de aprendizaje de cada alumno/a.

MG_8856-as-Smart-Object-1-825x550

Aprender no es una carrera en la que gana el más rápido. Cada alumno/a tiene su propio ritmo y, por ello, muchos centros docentes, profesores y empresas educativas apuestan por un aprendizaje adaptativo.

Asegurarnos de que el alumno comprende un concepto es el primer paso del proceso de aprendizaje. Programas como EMAT de tekman, por ejemplo, tienen una gran variedad de actividades matemáticas que refuerzan las diferentes inteligencias múltiples. Recoge y analiza los datos de cada alumno/a de forma individual y personalizada para adecuar el proceso de enseñanza-aprendizaje a sus necesidades. Así, el profesor/a sabe cómo evoluciona su clase y puede adaptar al ritmo de cada uno teniendo en cuenta su nivel madurativo.

Sin-título

El objetivo es, en este caso, que el alumnado entienda las matemáticas atendiendo a la diversidad de nuestra aula. EMAT dispone de una nueva web de aprendizaje que se adapta a cada alumno/a para que practique los conceptos tanto en clase como en casa. CiberEMAT propone actividades personalizadas que después se evalúan de forma competencial mediante una plataforma de evaluación por competencias.

Sin duda, programas como los desarrollados por tekman son necesarios para el aprendizaje en el aula del siglo XXI.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *