El juego como método de aprendizaje.

 

 

El alumnado de 4º de Educación Primaria del Colegio Regina Pacis, ubicado en Burlada, ha realizado un proyecto de aprendizaje significativo en Ciencias Sociales basado en…

 

El juego para aprender la Historia.

 

El proyecto comenzó con un rastreo por el cercano parque de la Nogalera, donde los alumnos jugando a ser arqueólogos, descubrieron trozos de pergaminos con imágenes de restos del pasado: un edificio romano, una imprenta, una pintura rupestre, un castillo, etc. Ayudados por unas coordenadas proporcionadas por el mismísimo Cristóbal Colón y equipados con un navegador GPS, los alumnos pudieron explorar el lugar y recuperar los restos enterrados, para después investigar por grupos las etapas históricas a las que podían pertenecer.

La conclusión de sus pesquisas fueron presentadas al resto de la clase.

A lo largo del proyecto han utilizando el método del flipped classroom (clase invertida), donde los alumnos aprendían la teoría en casa, a través de vídeos. Posteriormente en clase, los alumnos investigaron los rasgos principales de cada etapa histórica, la forma de vida y los restos arqueológicos que se conservan de ellas.

Cada equipo cooperativo, se especializó en una etapa. Posteriormente lo pusieron en común al resto de la clase, utilizando: powerpoint, murales y maquetas. Para facilitar el aprendizaje de todas las etapas, los alumnos realizaron varios juegos de repaso, utilizando diferentes plataformas digitales: quizizz, plickers, quizlet, kahoot …

 

Como broche final del proyecto, una vez vistas todas las etapas (prehistoria, Egipto, Roma, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea), los alumnos demostraron lo que aprendieron a través de una yincana.

El objetivo era encontrar las páginas que le faltaban al manuscrito encontrado en las excavaciones realizadas al comienzo del proyecto.

La yincana se componía de diferentes pruebas, donde los alumnos tenían que relacionar restos, hechos, personajes… con la etapa a la que correspondían. De cada prueba obtenían un código. Al final sumándolos conseguirían un último número, que descifrándolo, les conduciría al paradero de las páginas perdidas.

 

Este proyecto les ha permitido disfrutar de la historia, conociendo el pasado, para entender el presente y poder mejorar el futuro.

 

 

  • http://reginapacisburlada.es/

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *