“Efecto Mariposa” contra la violencia de género.

 

La Comisión de Igualdad del Consejo Escolar CEPR Ángel Campano Florido de Gines (SEVILLA), nos propone este proyecto :

“Creamos un efecto mariposa”

1. Presentación, contextualización y antecedentes previos en torno al proyecto.

Esta actividad está pensada con motivo del Día de lucha por la erradicación de la violencia de género. Parte de la coordinación del Plan de Igualdad en el centro, que trabaja de forma coordinada con las familias en el seno de la
comisión del Consejo Escolar del centro y dentro del Plan de convivencia del dentro, pues es un centro en el que de forma muy arraigada se ha trabajado desde sus orígenes en la resolución pacífica de los conflictos no sólo con el alumnado sino a nivel de toda la comunidad educativa.
En el centro se aprovechan distintas efemérides (que nos gusta llamar días diferentes) para trabajar de forma transversal en el marco de los distintos planes o proyectos que llevamos a cabo en el centro. En este caso estamos
hablando del Plan de Igualdad y al abrigo del mismo se platea y desarrolla esta actividad.

2. Descripción del Proyecto. Principales características que lo definan.
Ruta.

¿Qué es el efecto mariposa? Hemos explicado al alumnado qué es el efecto mariposa con dos pequeñas historias.

“El batir de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo”

Hacerl@s conscientes de que con pequeñas acciones somos capaces degenerar grandes cambios, positivos.

Todos nosotros, de algún modo, estamos batiendo nuestras alas invisibles de forma constante imitando el efecto mariposa. Pensemos en ello durante un instante. A veces, un pequeño acto de bondad puntual puede propiciar un cambio formidable en otras personas. A su vez, una palabra dicha en el momento preciso a un compañero de clase, un amigo o un desconocido, puede también dar forma a un cambio de mentalidad que fluye hacia el progreso o a un avance en positivo. Los grandes cambios empiezan en muchas ocasiones con actos pequeños y casuales.

¿Qué podemos hacer para provocar nuestro propio efecto mariposa, en positivo?

Sabemos ya que cualquier dinámica puntual puede provocar en los demás efectos positivos y negativos.
Lo que hacemos, decimos o expresamos tiene un impacto directo en quienes nos rodean, y como consecuencia, también en nosotros mismos. Por tanto hay aspectos de nuestro comportamiento que deberíamos atender y cuidar.

  1. Habla directamente. En lugar de hacer elucubraciones sobre algo o alguien habla directamente con las personas para evitar malentendidos. En muchas ocasiones no todo lo que vemos u oímos es cierto. Es mejor preguntar y no guardarnos nada. Así también evitaremos tener pensamientos negativos sin motivos.
  2. Trabaja tu atención plena. Un modo de tener mayor control sobre el azar que nos envuelve y el efecto mariposa es trabajando nuestra atención. En lugar de permitir que sea la casualidad la que genere esas alteraciones a nuestro alrededor, también podemos ser nosotros mismos quienes de manera consciente y directa podamos propiciar pequeños cambios en positivo. Algo así solo puede conseguirse trabajando nuestra atención, estando atentos y siendo sensibles de todo lo que acontece a nuestro alrededor. A veces, si somos capaces de actuar en el momento preciso e idóneo, propiciaremos cambios sensacionales.
  3. Sé amable. Con tan sólo una sonrisa o unos buenos días a un vecino o a alguien que no conoces crearás un ambiente agradable en torno a ti. Ser amable no cuesta nada y nos da muchas cosas buenas. Así que no lo dudes, sé bueno con los demás y recibirás positividad. “La amabilidad es como una almohadilla, que aunque no tenga nada por dentro, por lo menos amortigua los embates de la vida”.
  4. Disfruta de pequeños placeres. Una taza de chocolate mientras observas como llueve a través de los cristales, observar como duerme tu hermano pequeño, jugar con los amigos o cerrar los ojos y oler y percibir el sonido del mar te proporcionarán una fuente de placer inmediata y que prolongarás en el tiempo. Te irán generando un “pozo de felicidad en tu interior”. El efecto mariposa como vemos, se inicia con prácticas sencillas capaces de propiciar en nosotros no solo un gran bienestar, sino también una mejora en la salud.
  5. Hacer pequeñas cosas por los demás sin esperar nada a cambio. Pequeños gestos como acudir ayudar en campañas contra el hambre, ayudar a tu compañera, ceder un asiento, saber que un amigo tien un problema y hacer lo posible por ayudarlo, crean efectos mariposa a corto, mediano y largo plazo. Para empezar está comprobado que el altruismo genera felicidad en las personas, por otro lado, si unimos los pequeños gestos de cada uno generaremos un gran huracán.
  6. Detenernos un minuto cuando estamos enfadados. Respirar hondo y pensar que somos afortunados por todo lo que tenemos…La ira nos abandonará poco a poco, saldremos de la espiral del enfado y prevenimos el decir o hacer cosas que realmente no queremos.

¿Cómo lo hacemos? Con dos actividades principales:

PUNTOS LIBRES DE VIOLENCIA
Trabajamos con el alumnado en educación emocional el reconocimiento de la ira como emoción que forma parte de nuestras vidas y que debemos aprender a gestionar para no ser generadores de violencia.
Establecemos con ellos un protocolo concreto de actuación para cuando la ira entra aparece en nuestra vida, pactándolo en asamblea. Redactamos el protocolo y lo consensuamos. Preparamos cartelería con los pasos que
debemos seguir en el protocolo. Ensayamos una exposición oral para exponer el protocolo de actuación ante los enfados y…nos vamos a la calle a exponerlo en todos los lugares públicos donde nos quieran escuchar. Allá donde nos escuchan lo registramos y les dejamos una pegatina, punto morado, en la que figura el letrero, PUNTO LIBRE DE VIOLENCIA.

PROVOQUEMOS UN EFECTO MARIPOSA
Explicar al alumnado qué es “el efecto mariposa”. Podemos ayudarnos de las historias que se proporcionan o de otras que busquemos. El objetivo es empoderar al alumnado en la idea de que los pequeños gestos son importantes y que muchos pequeños, gestos en positivo juntos, harán del mundo un lugar mejor. En definitiva, hacerles responsables en su parte, de lo bien o lo mal que pueda ir todo a su alrededor.

Trabajar con estas ideas.
¿Qué podemos hacer por nuestro efecto mariposa en positivo?

1. Hablar directamente.
2. Trabajar la atención plena.
3. Ser amable.
4. Disfrutar de pequeños placeres.
5. Hacer pequeñas cosas por los demás sin esperar nada a cambio.
6. Detenernos cuando estamos enfadados.

Realizar una lluvia de ideas en clase después de explicar todo lo anterior y acordar en el grupo con cuál nos quedamos (Deberá ser una sola idea). La idea elegida por el grupo plasmarla de forma plástica en una nube de papel continuo que se proporcionará a cada grupo. En esa nube, además de la idea pegaremos una mariposa coloreada por cada alumn@.En un acto conjunto de todo el cole, cada unidad deberá realizar  una presentación de su nube con la idea con la que piensa provocar un efecto mariposa en positivo y todas las mariposas pegadas. Después provocaremos un efecto mariposa juntando de forma encadenada pequeñas bolitas de plastilina para formar una gran bola con la que modelamos una mariposa que representa nuestro compromiso de construir con nuestros pequeños actos de cada día un mundo mejor, compromiso que elevamos al cielo en forma de globos morados (uno por clase).

3. Metas u objetivos que se persigue con el desarrollo del proyecto.

  • Trabajar con el alumnado y con la comunidad educativa la conciencia emocional y la gestión de las emociones en positivo para mejorar la convivencia en nuestro entorno.
  • Emponderar al alumnado en la responsabilidad que supone el saber que cada uno de nuestros actos harán de nuestro mundo un lugar mejor.
  • Motivar al alumnado hacia la toma de decisiones en positivo que desencadene la ausencia de conflictos o la resolución pacífica de los mismos.
  • Posicionarnos como comunidad educativa de forma rotunda contra la violencia hacia las mujeres.

 

4. Principales acciones innovadoras que se desarrollan en el mismo. Evidencias.

  • Establecer un protocolo de actuación aplicable al alumnado para gestionar sus emociones.
  • Hacer participes a toda la comunidad de este protocolo e invitarles a participar del mismo sacándolo del aula a la calles.
  • Hacer responsable al individuo en sus pequeñas decisiones de cómo sea la convivencia en su entorno.
  • Que la comunidad educativa y distintas instituciones locales (Ayuntamiento a través del Centro de Información a la Mujer), al completo son participes del proyecto y trabajan de forma coordinada para llevarlo a cabo.

5. Análisis de resultados esperables.

A nivel de centro disminuye el número de conflictos, los que surgen se gestionan de forma positiva y se genera un mejor ambiente de convivencia. Tras muchos años de trabajo, no sólo en este proyecto de este curso, sabemos que nuestra localidad tiene los índices de violencia machistas más bajos de su entorno.

6. Para rematar. Impresiones finales.

Es siempre un trabajo motivante y renovador de ilusiones tan necesarias para llevar a cabo la labor diaria como docente. En esta ocasión el trabajo de coordinación de toda la comunidad educativa y el disfrute de de momentos de convivencia durante el desarrollo de las actividades ha hecho de éste un proyecto que dejo de serlo para convertirse en una bonita  realidad.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *